Los retos superados por el cine y la TV de Colombia


Por
David Jáuregui Sarmiento
01 / 10 / 2019
UN ALIADO DE RTVC EXPLICA DINÁMICA DE REALIDAD VIRTUAL EN STAND DE RTVC EN COLOMBIA 4.0 2019

En el marco de la séptima edición de la cumbre de contenidos digitales, innovación y emprendimiento Colombia 4.0, que se celebró en Bogotá del 25 a 27 de septiembre de 2019, RTVC - Sistema de Medios Públicos y algunos de sus coproductores participaron en un panel que analizó la evolución del mercado del cine y la televisión en el país.

Maritza Rodríguez, de la empresa de producción audiovisual Fosfenos Media, y Jhonny Hendrix, de Antorcha films, junto a expertos como Rodrigo Guerrero (Socio Directivo de AG estudios), discutieron cómo ha evolucionado el mercado del cine y la televisión colombiana, comparando las últimas tres décadas de este sector con la actualidad.

Durante el panel se habló de varios temas, dentro de los que destacan dos principales: los grandes retos que se han superado, así como los que falta por superar, y los obstáculos que hay que sortear cuando se hace una coproducción con una compañía extranjera.

VideoEntrevista con Jhonny Hendrix Hinestroza en Colombia 4.0

A partir de los testimonios de experimentados cineastas como Hendrix, quien coprodujo su película 'Candelaria' (2017) con un aliado extranjero, o de Rodrigo Guerrero, quien ha sido productor de 28 largometrajes y seis series de televisión, siendo la más reconocida por su nominación al Óscar ‘María llena eres de gracia’ (2004), algunas conclusiones importantes sobre su experiencia fueron de significativo aporte para los interesados en la producción audiovisual.

"En general el mercado ha cambiado mucho, desde las narrativas o las tecnologías, e incluso las plataformas. Hoy hay varias plataformas y canales empujando el mercado, antes solo había dos o tres canales para entrar con las producciones. Los objetivos también han cambiado. Hoy no es tan fácil, por ejemplo, direccionar los contenidos hacia una sola forma de pensamiento político, y hoy el público está presto a ver diferentes cosas y está a distancia de un solo clic”, dijo a Señal Colombia el cineasta y productor audiovisual Jhonny Hendrix.

Los retos superados

Los panelistas estuvieron de acuerdo en que, al menos en comparación con el pasado, el cine colombiano y los productores audiovisuales nacionales se han hecho un espacio importante en el mundo y, aunque falta mucho por recorrer, hoy en día es una realidad que las producciones colombianas ya son parte del espectro en otros lugares del mundo, como Estados Unidos, Latinoamérica y Europa.

Esto, según explicó Rodrigo Guerrero, se debe a que se ha empezado a entender que la barrera más grande de todas es romper con la mediocridad y se busca hacer productos con la más alta calidad. "Hacer las cosas bien y elevar el nivel de exigencia es de los retos más complicados para romper y esa es la pauta que se ha mantenido en todas las producciones en compañías como AG Estudios", afirmó el productor.

VideoEntrevista con Maritza Rodríguez en Colombia 4.0

Otro reto, explicó Hendrix, ha sido establecer una comunicación con las empresas extranjeras para lograr una sinergia que dé como resultado excelentes producciones, pues la forma de ser de la producción audiovisual colombiana a veces puede chocar -por las diferencias culturales- con la extranjera, y saber establecer puentes en este sentido ha sido un logro importante para el cine y la televisión del país.

Trabajar con productores extranjeros

Guerrero, quien tiene vasta experiencia en apoyar producciones extranjeras en Colombia, dijo que a pesar de que sonara jocoso, una de las primeras precauciones a la hora de trabajar con productores internacionales es dejar claros temas sobre la supervivencia en el país.

"Muchas veces se presentan problemas porque los productores y el equipo no se creen el cuento de que la altura en Bogotá afecta a las personas, así como el frío", aseguró el productor. Guerrero también explicó que aunque podría parecer anecdótico, no está de más exigir comportamiento en el país, pues algunos extranjeros pueden generar retrasos y entorpecimiento en las producciones por actividades relacionadas con la vida nocturna de las principales ciudades del país.